Loading...
Psicólogo a domicilio 2017-06-05T17:09:36+00:00
Terapia a domicilio

La atención domiciliaria es una modalidad de intervención psicológica válida para todas las edades. No necesitarás trasladarte, en este caso yo me desplazo a tu domicilio para ofrecerte la misma ayuda que podrías obtener en mi consulta. De esta forma, la intervención se realizará en el propio domicilio, elaborando tratamientos individualizados y adaptados a la problemática específica de cada caso, con una menor restricción horaria y una mayor versatilidad. Este tipo de atención se adapta a las necesidades de los pacientes y resulta accesible para todas aquellas personas que necesiten recibir atención psicológica, que tengan dificultades para desplazarse, dificultades de horarios o prefieran esta modalidad de consulta. Trabajo en Valladolid y Provincia y me desplazo hasta tu hogar para atender tu demanda. Te ofrezco un trato cercano, profesional y ajustado a tus necesidades y a las de tu familia.

¿Cuándo se recomienda una consulta a domicilio y cuáles son sus ventajas?

Considero que las intervenciones que se llevan a cabo en el contexto en el que tienen lugar las conductas problema, resultan sumamente eficaces. En concreto, cuando el motivo de consulta es referente a comportamientos problemáticos de niños o adolescentes, considero que es favorecedor poder intervenir en el ambiente natural en el que se produce la conducta problema. El profesional puede obtener así mayor información de las conductas que se pretenden modificar y realizar un análisis exhaustivo de los acontecimientos que anteceden y preceden a la misma, con la finalidad de poder proporcionar a la familia pautas adecuadas para la solución del problema por el cual se ha solicitado consulta. Además, estas intervenciones incluyen técnicas que los padres deben aplicar en el domicilio, justo cuando el comportamiento inadecuado aparece, por lo que contar con la presencia del psicólogo reporta numerosas ventajas.

Una clara ventaja de la asistencia psicológica a domicilio se observa en la tercera edad, que puede tener más dificultades a la hora de desplazarse a la consulta debido a impedimentos físicos, neuropsicológicos o a que la persona se encuentra ingresada en una residencia de ancianos y no puede desplazarse. Los mayores experimentan y tienen que afrontar numerosos cambios vitales. Con frecuencia estos superan a la persona y a quienes les rodean, necesitando ayuda para superar el sufrimiento, adaptarse de forma adecuada a nuevas situaciones y evitar consecuencias negativas que puedan agravar o repercutir desfavorablemente en su salud y en la de los que les rodean.

Cuando trabajo con intervención domiciliaria utilizo los mismos procedimientos de evaluación, intervención, seguimiento y las mismas técnicas que se aplican en mi consulta, siendo la única diferencia haber cambiado la consulta por su domicilio.

“El cambio requiere que desechemos durante un tiempo las señales de seguridad de los antiguos esquemas que nos han acompañado durante años, para adoptar otros comportamientos con los que no estamos tan familiarizados ni nos generan tanta confianza. Crecer duele y asusta.”

Walter Riso