Consulta psicológica, terapia de parejas

En España hay 3 divorcios por cada 4 matrimonios. Entre el 40 y el 55% de los matrimonios tiene probabilidades de terminar en divorcio. La representación idealizada del matrimonio que ofrecen los medios de comunicación no prepara a las parejas para hacer frente a las decepciones y frustraciones. Los conflictos y problemas suelen acumularse de forma paulatina, tomando desprevenidas a la mayoría de las parejas. Cuando una pareja decide buscar ayuda, los problemas que les motivan a ello pueden ser muy variados. Si en nuestra relación de pareja percibimos problemas, sentimos que la relación comienza a deteriorarse y no se encuentran alternativas para solucionar los conflictos, es el momento de acudir a un profesional que os ayudará a mejorar la calidad de la comunicación e interacción, a reforzar la habilidad para solucionar los problemas familiares y, en definitiva, a que vuestra relación sea más plena y feliz. En otros casos, el objetivo puede ser llegar a una separación con el menor impacto emocional posible para cada uno de los miembros de la pareja y de los hijos, si los hay.

En mi consulta trabajaremos desde un enfoque positivo para ayudar a las relaciones con problemas. Aprenderéis a entender el significado y el valor de la reciprocidad, como el intercambio de valorar positivamente las acciones y expresiones en la relación, incrementaréis la cantidad y calidad de los pensamientos, emociones y conductas que agradan a la pareja, mejoraréis las habilidades de comunicación verbal y no verbal, estableceréis metas específicas, positivas y funcionales con una alta probabilidad de éxito, incorporaréis nuevas habilidades de solución de problemas y conflictos, y mejoraréis vuestra vida sexual.

La ayuda del psicólogo va dirigida no sólo a parejas que la sociedad considera “tradicionales”, sino también a nuevas formas de pareja: del mismo sexo, reconstituidas, convivencia tras separación, etc.

ÁREAS DE CONSULTA

  • Problemas de comunicación

  • Dificultades de convivencia

  • Rutina y monotonía en la relación

  • Problemas con la resolución de conflictos

  • Dependencia emocional

  • Celos patológicos

  • Superar una infidelidad

  • Insatisfacción sexual

  • Disfunciones sexuales

  • Problemas de relación con las familias de origen

  • Dificultad para encontrar pareja o mantenerla

  • Ruptura sentimental, separación o divorcio

  • Intervención preventiva en problemas de pareja

“A veces la única manera en la que puedes mirar a una persona y amarla exactamente de la manera en la que lo hiciste antes, es mirarla con ojos nuevos.”

Jeremy Davis