Cargando...

Dependencia emocional

Las relaciones de pareja constituyen una parte nuclear de nuestra vida. Podemos hacernos una idea de la importancia de que se establezcan de manera sana. La dependencia emocional puede hacer que tu relación de pareja sea asimétrica, generando un malestar significativo e interfiriendo en varias esferas de tu vida. Se define como un patrón persistente de necesidades emocionales insatisfechas que se intentan cubrir desadaptativamente con otras personas. En contra de la creencia popular de que la dependencia emocional afecta exclusivamente a las mujeres, lo cierto es que las estadísticas arrojan que se da por igual en ambos sexos. Las características que suelen presentar las personas que sufren dependencia emocional son:

  • Prioridad de la pareja sobre cualquier otra cosa

  • Idealización de la pareja y sobrevalorización de la relación

  • Conductas de sumisión hacia la pareja

  • Pánico ante el abandono o rechazo de la pareja

  • Necesidad de agradar

  • Miedo a la soledad

  • Baja autoestima y autoconcepto negativo

  • Esfuerzos para mantener la relación a pesar de estar sufriendo

  • Creencias rígidas e irreales sobre el amor romántico

La relación más importante que debes cultivar a lo largo de tu vida es contigo mismo. Si no eres capaz de estar bien solo, no podrás estarlo con otra persona. Si plantearte que tu relación de pareja pueda terminar te genera miedo, te aferrarás a lo que sea con tal de no sentirte abandonado. De esta manera vas a terminar siendo alguien vulnerable a la necesidad afectiva, lo que hará que termines viviendo situaciones negativas. Y no te las mereces. Si no te quieres, respetas y valoras, nadie más lo hará por ti. El amor de verdad, sano, libre, compartido y elegido implica que puedas mostrarte tal como eres, sin miedo a que te juzguen, sin temor a que te dejen, sin necesidades afectivas que generen dependencia emocional. Al fin y al cabo, si tienes miedo, no es amor. La dependencia emocional es apego hacia alguien (o un ideal del amor) porque creo que «esa persona me hará feliz y completará mi vida». Solo cuando estés enamoradísimo de ti, podrás ser feliz con alguien.

Tratamiento psicológico para la dependencia emocional:

Si algo me ha enseñado la práctica profesional es que no existen unos consejos tipo para superar la dependencia emocional, sino que lo adecuado es iniciar un tratamiento psicológico adaptado a la persona. Es importante realizar una evaluación psicológica completa que incluya no solo aspectos de la relación de pareja, si no historia de aprendizaje, áreas vitales, otras relaciones, gestión emocional, etc. Posteriormente, estableceremos los objetivos de intervención, el diseño del tratamiento psicológico y las técnicas que vamos a utilizar para lograr tu independencia y bienestar.