Duelo2019-02-14T10:36:53+00:00
Loading...

Psicólogo para procesos de duelo

La pérdida de un ser querido es una de las mayores crisis a las que tiene que enfrentarse la familia a lo largo del proceso vital. Las consecuencias que derivan de esa pérdida son múltiples y muy intensas; una de ellas es que la pérdida de un ser querido amenaza la existencia de la familia, por lo que el mecanismo de adaptación a la nueva situación es crucial en estas circunstancias. Los ausentes, aunque por definición, no estén presentes, forman parte de la familia.

¿Qué es?

El duelo es el proceso de adaptación normal que sigue a la pérdida de un ser querido. Esto implica varias cosas:

  • El duelo es un proceso, lo que nos indica que no es inmediato, sino que requiere
    de tiempo: no es algo que vaya a resolverse de forma inmediata.
  • Que sea un proceso implica que es variable y activo, es decir, tenemos que hacer algo para que no se patologice:
  • Es normal, es decir, es un proceso normal a todas las personas, queramos o no. Negarlo solo hará que el dolor empeore. Tras el fallecimiento de un ser querido, es normal que duela, que haya reacciones emocionales adversas. No es una enfermedad.
  • Es un proceso único. La forma en que responden al duelo los niños y los adultos
    es personal, propia, cada persona tiene un duelo diferente: no hay dos duelos
    iguales, igual que no hay dos personas iguales. El duelo es un proceso que tiene un componente privado pero que tiene que ser reconocido socialmente.
  • El duelo implica un trabajo personal, no es un proceso que venga dado tras la muerte, sino que requiere de un trabajo y una elaboración personal, implicando la realización de una serie de tareas.

Causas

  • Cuando un ser querido e importante muere.

  • Duelo de pareja: fracaso amoroso, ruptura pareja, separación, amor no correspondido.

  • Ruptura de amistades.

  • Cambios o problemas de salud importantes en la persona o alguno de sus seres queridos.

  • Pérdida del trabajo o jubilación.

  • Cambios drásticos en la forma o etapas de la vida: infantil, adolescencia, nido vacío, etc.

Síntomas

  • Intensos sentimientos de culpa: provocados por cosas diferentes a las que hizo o dejó de hacer en el momento de la muerte de su ser querido.

  • Pensamientos de suicidio: que van más allá del deseo pasivo de “estar muerto” o de poder reunirse con su ser querido.

  • Desesperación extrema: la sensación de que por mucho que lo intente nunca va a poder recuperar una vida que valga la pena vivir.

  • Inquietud o depresión prolongadas: la sensación de estar “atrapado” o “ralentizado” mantenida durante un largo periodo.

  • Síntomas físicos: opresión en el pecho, pérdida sustancial de peso, taquicardias, falta de aire, etc, que pueden representar una amenaza para su bienestar físico.

  • Ira incontrolada: que hace que sus amigos y seres queridos se distancien o que le lleva “a planear venganza” de su pérdida.

  • Dificultades continuadas de funcionamiento: que se ponen de manifiesto en la incapacidad para poder trabajar de manera adecuada o realizar las tareas necesarias para la vida diaria.

  • Abuso de sustancias: confiando demasiado en las drogas o el alcohol para superar el dolor de la pérdida.

Tratamiento para procesos de duelo

La Terapia Cognitivo-Conductual es una adecuada estrategia para superar la pérdida de un ser querido. El inicio de cambio surge cuando la persona recupera el interés por la vida, cuando se siente más esperanzada, cuando experimenta gratificación de nuevo y se adapta a nuevos roles, etc. Una buena parte del trabajo que realizaremos en consulta consistirá en realizar tareas vitales como aceptar la realidad de la pérdida, trabajar las emociones y el dolor de esa pérdida tan significativa, adaptarse a un ambiente en el que la persona fallecida ya no está y recolocar emocionalmente al fallecido para poder seguir viviendo de manera adecuada.

“Solo las personas que son capaces de amar intensamente pueden sufrir también un gran dolor, pero esta misma necesidad de amar sirve para contrarrestar su dolor y curarles.”

Tolstói

Centro de preferencias de privacidad

Estrictamente necesarias

Cookies necesarias para el correcto funcionamiento de nuestra web. Por ejemplo, necesitamos que unas cookies estrictamente necesarias estén habilitadas con el objetivo de guardar tus preferencias sobre el uso de cookies. Si deshabilitas esta cookie, no podremos guardar tus preferencias. Esto quiere decir que cada vez que visites nuestra web, tendrás que volver a habilitar o deshabilitar las cookies otra vez.

wordpress_test_cookie, 1J_JAR, gdpr[allowed_cookies], gdpr[consent_types]

Advertising

Estadísticas y análisis

Cookies de análisis de terceros. Estas cookies son generadas por Google Analytics. Google almacena la informacion recogida por las cookies en servidores ubicados en Estados Unidos, cumpliendo con la legislación Europea en cuanto a protección de datos personales y se compromete a no compartirla con terceros, excepto cuando la ley le obligue a ello o sea necesario para el funcionamiento del sistema. Google no asocia su direccion IP con ninguna otra información que tenga.

_ga, _gid, _gat

Other