Supervisión profesional

La supervisión de una intervención psicológica tiene especial importancia puesto que los profesionales de la salud mental tenemos que dar a los pacientes el mejor servicio posible. Permite la formación continua de los psicólogos, así como un espacio para reflexionar sobre las técnicas que se han elegido para el desarrollo de la terapia psicológica. Esto beneficia al psicólogo, al paciente y a la profesión. Dicha supervisión debe adaptarse a cada persona supervisada, pues no existen dos personas con necesidades idénticas ni globales. Es necesario considerar aspectos como fortalezas y debilidades, años de formación, conocimientos y experiencias, habilidades básicas y aspectos de los tratamientos que se van a aplicar.

La supervisión de casos en mi consulta tiene como objetivos la formación del profesional que solicita este servicio y que la intervención psicológica que está recibiendo el paciente sea lo más efectiva y ética posible. Es una herramienta fundamental para poder resolver bloqueos en terapia, aprender a trabajar con problemáticas de las que se carece de experiencia, reevaluar hipótesis, rediseñar el tratamiento psicológico, establecer objetivos de intervención, seleccionar las técnicas más adecuadas, etc. También es un espacio para compartir y mejorar habilidades terapéuticas.

Desde cualquier lugar en el que te encuentres puedes acceder a un servicio de supervisión de calidad, aportándote una perspectiva que seguro enriquecerá tu práctica sanitaria al poder ser presencial u online. Las supervisiones pueden ser periódicas o de manera puntual, según tu necesidad. Además, siempre tendremos por delante el código deontológico y la ética profesional para el beneficio de la profesión y del paciente.

Si eres estudiante o profesional de Psicología y necesitan mi servicio de supervisión profesional, ponte en contacto conmigo.